Ser mirado o ser tu mismo - Zenaida Aguilar