Perder el trabajo puede generar ansiedad, que debe ser tratada