La pérdida de audición puede estar relacionada con la depresión